Novedades

COTIDIANIDAD

(Un cuento breve)

 

Mañana soleada y calurosa en un pequeño poblado en alguna parte del mundo pobre. Sala de espera en la consulta de ginecología. Mujeres de diferentes edades esperan su turno. Se abre la puerta del consultorio y sale una enfermera con un expediente en mano y, dirigiéndose a las que esperan, menciona un nombre en voz alta, casi a gritos. Se levanta una joven bajita, gordita. Pelo rizado. Tras la gruesa capa de maquillaje se adivina una cara bonita, los labios pintados de rojo intenso, anochecidos ojos brillantes. La enfermera le indica con la mano que entre.

„¿Cómo estás?“, le pregunta el médico.

„Bien, gracias a dios, doctor“, contesta ella, sonríe y lo mira coqueta.

„Acostate allí, en esa camilla y descubrite la barriga“. Mientras ella se acomoda, el médico le echa un vistazo al expediente y se dice para sí: ´Otra niña-madre. No ha cumplido los quince y ya está embarazada. Pobre criatura.´

„¿Así está bien, doctor?“

„Si, niña, ahora tratá de no moverte, relajate“. El médico hace girar algunos calibradores del aparato de ultrasonido, ajusta la claridad, el contraste. Luego le unta a la muchacha una sustancia viscosa y transparente como vaselina en el vientre duro y abultado y comienza a recorrerlo con el transductor.

„Vamos a ver cómo está esta criatura de dios“. Ella sigue con la vista el brazo delgado y velludo del médico y calcula que tendrá unos veinticinco años. Él hace algunas capturas de pantalla.

„Ve, a vos te quiere dios. Tu bebé está en perfecto estado, todo bien. ¿Por qué no me lo ragalás?“, el médico sonríe y la mira a los ojos. „Fijate que a mí no me tienen hijos“.

„Eh, idiay, va atrasado entonces“.

Pues, sí. Por eso.... ¿qué decís?

¡Ay, doctor! ¿Me lo dice en serio o está bromeando?“, y se ríe con una risa cantarina.

„Sí, niña, claro que es una broma. Ni quiera dios que te vaya a decir algo así en serio“.

„Ah, mire, ¿y me puede decir qué es?“, pregunta la muchacha en voz baja y melosa.

Sí, pero decime, ¿A vos qué te gustaría que fuera, niño o niña?

„Bueno, mire, en principio me da igual porque de todos modos ya tengo la parejita“.

 

 

Carlos A. Ampié Loría – Dresden – Alemania, 21 de mayo 2018